10 razones saludables para tomar café

razones saludables para tomar café

Tu taza de café diaria puede estar haciendo más por ti que el simple hecho de brindarte los buenos días cada mañana.

El impacto del café sobre la salud ha sido durante mucho tiempo un tema controvertido, con defensores promocionando su actividad antioxidante y capacidad para aumentar el cerebro, y detractores que detallan inconvenientes tales como insomnio, indigestión y un aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial.

Pero la última ola de evidencia científica trae una gran cantidad de buenas noticias para los amantes del café.

La siguiente información fue abstraída de un estudio elaborado por la empresa One Medical como fuente principal.

Razones del porque es saludable tomar café

Aquí hay 10 razones por las que beber café puede ser más saludable de lo que pensabas.

1. El café es una fuente potente de antioxidantes

De hecho, el café muestra más actividad antioxidante que el té verde y el cacao, dos superestrellas que se han considerado como antioxidantes por años.

Los científicos han identificado aproximadamente 1,000 antioxidantes en granos de café no procesados, y cientos más se desarrollan durante el proceso de tostado.

Numerosos estudios han citado al café como una de las principales fuentes de antioxidantes en la dieta, y en algunos casos la principal, para sus sujetos.

Cómo funciona: Los antioxidantes combaten la inflamación, una causa subyacente de muchas afecciones crónicas, como la artritis, la aterosclerosis y muchos tipos de cáncer.

También neutralizan los radicales libres, que ocurren naturalmente como parte de las funciones metabólicas diarias, pero que pueden causar estrés que conduce a enfermedades crónicas.

En otras palabras, los antioxidantes nos ayudan a mantenernos saludables a un nivel micro al proteger nuestras células del daño.

Finalmente, se cree que el ácido clorogénico, un antioxidante importante que se encuentra casi exclusivamente en el café ayuda a prevenir las enfermedades cardiovasculares.

2. La cafeína proporciona un impulso de memoria a corto plazo

Cuando un grupo de voluntarios recibió una dosis de 100 miligramos (mg) de cafeína, aproximadamente la cantidad contenida en una sola taza de café, los investigadores encontraron un aumento en la actividad cerebral de los voluntarios, medida a través de imágenes de una resonancia magnética mientras realizaban una tarea de memoria.

Los investigadores observaron que las habilidades de memoria y los tiempos de reacción de los voluntarios con cafeína también mejoraron en comparación con el grupo de control que recibió un placebo y no mostró un aumento en la actividad cerebral.

Cómo funciona:   La cafeína parece afectar las áreas específicas del cerebro responsables de la memoria y la concentración, proporcionando un impulso a la memoria a corto plazo, aunque no está claro cuánto dura el efecto o cómo puede variar de persona a persona.

  1. El café puede ayudar contra el deterioro cognitivo.

Además de proporcionar un impulso temporal en la actividad cerebral y la memoria, el consumo regular de café puede ayudar a prevenir el deterioro cognitivo asociado con la enfermedad de Alzheimer y otros tipos de demencia.

En un estudio finlandés, los investigadores encontraron que beber de 3 a 5 tazas de café al día en la mediana edad se asoció con un 65% menos de riesgo de Alzheimer y demencia en etapas posteriores de la vida.

Curiosamente, los autores del estudio también midieron el efecto del consumo de té en el deterioro cognitivo, pero no encontraron ninguna asociación.

Cómo funciona: Hay varias teorías sobre cómo el café puede ayudar a prevenir o proteger contra el deterioro cognitivo.

Una teoría de trabajo: la cafeína previene la acumulación de la placa beta-amiloide que puede contribuir al inicio y la progresión del Alzheimer.

Los investigadores también teorizan que, dado que el consumo de café puede estar asociado con un menor riesgo de diabetes tipo 2, un factor de riesgo para la demencia también disminuye el riesgo de desarrollar demencia.

  1. El café es saludable para tu corazón.

Un estudio holandés, que analizó datos de más de 37,000 personas en un período de 13 años, encontró que los bebedores de café moderados (que consumían entre 2 y 4 tazas diarias) tenían un riesgo del 20% menor de contraer una enfermedad cardíaca en comparación con los bebedores de café poco usuales y no bebedores de café.

Cómo funciona: Hay alguna evidencia de que el café puede ayudar a la salud del corazón al proteger contra el daño arterial causado por la inflamación.

  1. El café puede ayudar a controlar ciertos cánceres.

Los hombres que beben café pueden tener un menor riesgo de desarrollar cáncer de próstata agresivo.

Además, una investigación de la Escuela de Salud Pública de Harvard sugiere que beber 4 o más tazas de café al día disminuye el riesgo de cáncer de endometrio en las mujeres en un 25% en comparación con las mujeres que bebían menos de una taza al día.

Los investigadores también han encontrado lazos entre el consumo regular de café y las tasas más bajas de cáncer de hígado, colon, mama y recto.

Cómo funciona: los polifenoles, fitoquímicos antioxidantes que se encuentran en el café, han demostrado propiedades anticancerígenas en varios estudios y se cree que ayudan a reducir la inflamación que podría ser responsable de algunos tumores.

  1. El café puede disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Una reciente investigación sugiere que existe una asociación entre el consumo de café al obtener un menor riesgo de diabetes.

Un estudio encontró que el riesgo de desarrollar diabetes disminuyó en un 7% por cada taza diaria de café.

Estudios epidemiológicos previos informaron que los bebedores de café fuertes ​​(los que beben regularmente 4 o más tazas al día) tenían un riesgo menor del 50 %  de desarrollar diabetes que los bebedores ligeros o no bebedores.

Cómo funciona: los científicos creen que el café puede ser beneficioso para mantener a raya a la diabetes de varias maneras:

  1. ayudando al cuerpo a usar insulina y proteger las células productoras de insulina, lo que permite una regulación eficaz del azúcar en la sangre;
  2. prevenir el daño tisular;
  3. luchando contra la inflamación, un factor de riesgo conocido para la diabetes tipo 2.

Se ha descubierto que un componente del café, conocido como ácido cafeíco, es particularmente importante para reducir la acumulación tóxica de depósitos anormales de proteínas que se encuentran en personas con diabetes tipo 2.

Se piensa que el café descafeinado es tan beneficioso, o más, que lo normal.

  1. Su hígado ama el café.

Es cierto: además de reducir el riesgo de cáncer de hígado, el consumo de café se ha relacionado con una menor incidencia de cirrosis, especialmente cirrosis alcohólica.

Un estudio en Archives of Internal Medicine demostró una correlación inversa entre el aumento del consumo de café y la disminución del riesgo de cirrosis: una reducción del 20% por cada taza consumida (hasta 4 tazas).

Cómo funciona: los científicos encontraron una relación inversa entre el consumo de café y los niveles sanguíneos de enzimas hepáticas.

Los niveles elevados de enzimas hepáticas generalmente reflejan inflamación y daño al hígado.

Cuanto más bebían los sujetos de café, menores eran sus niveles de enzimas.

  1. El café puede mejorar el rendimiento del ejercicio.

Hemos estado condicionados a creer que la cafeína nos deshidrata, una de las principales razones por la cual los expertos en acondicionamiento físico recomiendan que el café se mezcle antes y después del entrenamiento.

Sin embargo, investigaciones recientes sugieren que el consumo moderado de cafeína (hasta aproximadamente 500 mg, o alrededor de 5 tazas por día) no deshidrata a los deportistas lo suficiente como para interferir con su ejercicio.

Además, el café ayuda a combatir la fatiga, lo que te permite hacer más ejercicio.

Cómo funciona: la cafeína es un potenciador de rendimiento y resistencia; no solo combate la fatiga, sino que también fortalece la contracción muscular, reduce la percepción del dolor por parte del deportista y aumenta los ácidos grasos en la sangre, lo que ayuda a la resistencia.

  1. El café frena la depresión.

Múltiples estudios han relacionado el consumo de café con menores tasas de depresión tanto en hombres como en mujeres. En varios estudios, los datos sugirieron una relación inversa entre el consumo de café y la depresión: en otras palabras, los grandes bebedores de café parecían tener el menor riesgo (hasta un 20 por ciento) de depresión.

Cómo funciona: los investigadores aún no están seguros de cómo el café parece evitar la depresión, pero se sabe que la cafeína activa los neurotransmisores que controlan el estado de ánimo, incluida la dopamina y la serotonina.

  1. El café protege contra la gota.

Estudios independientes sobre los patrones de consumo de café en hombres y mujeres sugieren que beber café regularmente reduce el riesgo de desarrollar gota.

Los investigadores del Nurses Health Study analizaron los hábitos de salud de casi 90,000 enfermeras durante un período de 26 años y encontraron una correlación positiva entre el consumo de café a largo plazo y un menor riesgo de gota.

El beneficio se asoció tanto con el café regular como con el descafeinado: las mujeres que bebían más de 4 tazas diarias de café tenían un 57% menos de riesgo de gota; el riesgo de gota disminuyó en un 22%en las mujeres que bebieron entre 1 y 3 tazas diarias; y 1 taza de descafeinado por día se asoció con un 23% menos de riesgo de gota en comparación con las mujeres que no tomaron café en absoluto.

Cómo funciona: según el Nurses ‘Health Study, las propiedades antioxidantes del café pueden disminuir el riesgo de gota al disminuir la insulina, lo que a su vez reduce los niveles de ácido úrico (las concentraciones altas de ácido úrico pueden causar gota).

Los contras del consumo de café

Los beneficios potenciales para la salud de tomar café son buenas noticias, pero eso no significa que más es mejor.

Para algunas personas, el café puede causar irritabilidad, nerviosismo o ansiedad en altas dosis, y también puede afectar la calidad del sueño y causar insomnio.

En personas con hipertensión, el consumo de café aumenta transitoriamente su presión arterial, aunque no por más varias horas, pero no se ha encontrado una correlación entre el consumo de café y los aumentos a largo plazo en la presión arterial o la incidencia de enfermedad cardiovascular en pacientes con hipertensión existente.

La cafeína afecta a cada persona de manera diferente, por lo que, si experimenta efectos secundarios negativos, considera reducir tu consumo de café en consecuencia.

Se necesitan aproximadamente 6 horas para que los efectos de la cafeína desaparezcan, por lo tanto, limita el consumo de café muy temprano en el día o cambia a café descafeinado, que solo contiene entre 2 y 12 mg de cafeína por cada 8 onzas.

Siempre reduce gradualmente el consumo de café. Evita dejar el café de una; si lo haces, puedes provocar síntomas de abstinencia de cafeína que pueden incluir dolor de cabeza intenso, dolores musculares y fatiga, que te pueden durar varios días.

 

¿Cómo mantener el consumo de café saludable?

Entonces, ¿cuánto café es saludable y cuánto es demasiado? 2 a 3 tazas de ocho onzas por día se consideran moderadas; los bebedores de café fuertes ​​consumen 4 tazas o más al día.

Recuerda, que la cantidad de cafeína por bebida de café varía según la preparación y el estilo de la bebida.

Ocho onzas de café preparado pueden contener tan poco como 80 a tanto como 200 mg de cafeína por taza (una taza “promedio” probablemente contiene aproximadamente 100 mg).

Tu mejor apuesta: Omite las bebidas de café cargadas de azúcar y pide un café negro básico. Alternativamente, cambie la leche entera por leche de soya sin azúcar o leche de nuez.

Por mucho que a todos nos guste el café, es importante reconocer que incluso los estudios científicos más rigurosos están sujetos a prejuicios, especialmente aquellos que examinan algo tan apreciado y económicamente importante como el café, así que, por supuesto, disfrute de su hábito matutino, pero interprete estos hallazgos con precaución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

//]]>